shopping-bag 0
Productos : 0
Subtotal : 0.00
Carrito Finalizar compra

Single Blog Title

This is a single blog caption

Rayo 2-3 Elche, La Grada

Tercer partido de la temporada. Tras la reentré en el derbi con el Atlético de Madrid, volvíamos a las gradas del Estadio de Vallekas. Para ello, recuperábamos uno de los horarios que tradicionalmente han gustado entre nuestra afición, las doce de la mañana, en un día en el que se alternaron las nubes y un sol de justicia, que hicieron que los últimos calores del verano no quemasen más de la cuenta al personal. Porque si a las fiestas del Pueblo Vallekas le sumas más de 30 grados a la sombra, el Fondo puede dejar de ser una fiesta a ser una pequeña penitencia. Por cosas como esta, y lo que mucho nos ayudaría a la animación, no nos cansaremos de soñar con un fondo techado.

Afrontó el Rayo el partido con sensaciones encontradas. Una clasificación en la tabla que no se correspondía con lo transmitido en el segundo tiempo contra el Atleti y en gran parte del partido en Riazor. Amén de los ya consabidos fallos en defensa, parecía que el equipo apuntaba buenas sensaciones.

Una gran mañana de fútbol se presentaba pues en Vallekas: buen tiempo, un rival en principio de nuestra Liga, un horario a gusto de casi todos y un equipo que había transmitido ciertas garantías.

El campo registró una buena entrada, a los 10.000 parroquianos se sumaron muy poquitos aficionados ilicitanos, que se perdieron la puesta en escena de nuestro Komando Tifo. El equipo fue recibido con un centenar de banderas, de tres modelos diferentes con los tradicionales colores franjirrojos, acompañados del negro en uno de los tres modelos, color que siempre ha sido la base de nuestra pancarta oficial del grupo. En cada grupo de banderas, además, fue incluído un nuevo banderón con un símbolo cada uno: el escudo de Vallekas, el escudo del equipo y el logo de Bukaneros. Este juego de colorido estuvo coronado para la ocasión con la pancarta ‘Te quiero Rayo’, con una tipografía y diseño muy elaborados y de gran tamaño, sobrepasando las vallas publicitarias.

La primera parte se desarrolló con menos pasión sobre el terreno de juego que sobre la grada, donde nuestros dos speakers desataron la vorágine rayista sin descanso. El dominio del equipo, menos apabullante que en los dos partidos anteriores, se vino abajo con el gol del Elche que, bien posicionado, aprovechó una falta lanzada por un ex-rayista. Aunque para algarabía de la grada, el empate llegó antes del descanso.

Tiempo de buscar la sombra, de leerse el Paletas y Bolingas que nunca falla, de apuntarse al próximo viaje a Villarreal y de aglomerarse ante el puesto de material en una foto digna de las rebajas de El Corte Inglés. Al increíble número de socios que llevamos en apenas dos semanas se sumaron la peña del fondo atraída por todo el nuevo material, como esa camiseta revival de un rayismo de bigotes y Simagos.

La segunda parte se reanudó con el tremendo colorido que dieron las nuevas banderas que se ondearon profusamente en el Fondo, que junto con los tres banderones dieron un colorido que se va a mantener durante toda la temporada, porque se han hecho para eso, para que nadie deje de mover su bandera durante los 90 minutos.

Pero el devenir en el terreno de juego no acompañó y los tempraneros goles del Elche pusieron la nota amarga a la mañana. El equipo se fajó, e incluso recortó distancias, pero su juego estuvo por debajo de los dos partidos anteriores. Ya fuera por el resultado, por el calor o porque a todos estos nuevos socios todavía no les ha subido suficientemente la fiebre rayista, la animación se resintió, y la labor de los speakers y la parte central del Fondo apenas fue secundada por el resto del estadio.

Una derrota inesperada, y que desgraciadamente ayuda a contextualizar al club, al equipo y sobre todo a la afición, a lo que este año nos debemos de circunscribir, que no es otra que la salvación.

No cerramos la crónica sin destacar que el partido que se jugó solo fue un aperitivo del que el jueves 18 se jugaría en la Audiencia Provincial de Madrid, donde Alfon tenía su partido más importante. Y la grada, para ello, lució de nuevo la pancarta en la parte de arriba con el lema ‘Alfon libertad, la misma que lucirá hasta que el 25 de noviembre se celebre de nuevo su juicio (si es que los policías se dignan a presentarse esta vez). Vibraron más que nunca los cánticos de liberación de nuestro hermano. Alfon no sólo no quiso estar presente en el partido en una semana tan difícil, sino que se subió al atril durante el partido para recordarnos que su lucha es nuestra lucha y que si antes fueron otros, y ahora le toca a él, en el futuro podemos ser cualquiera de nosotros.

ăn dặm kiểu NhậtResponsive WordPress Themenhà cấp 4 nông thônthời trang trẻ emgiày cao gótshop giày nữdownload wordpress pluginsmẫu biệt thự đẹpepichouseáo sơ mi nữhouse beautiful