shopping-bag 0
Productos : 0
Subtotal : 0.00€
Carrito Finalizar compra

Single Blog Title

This is a single blog caption

Descansa en paz Meji

El final del año no ha sido bueno para el Rayismo. No hablamos de la delicada situación del equipo, o de la desesperante situación del fondo. Hablamos de la pérdida de dos de los nuestros. De dos insignes pobladores del fondo. Dos vallekanos y rayistas. Y esto sí que es doloroso.  Hace muy poco nos dejó Varo, que tenía toda la vida por delante, y hace unos días nos ha dejado Meji, que tenía todo lo vivido. Dos muertes que afectan a la familia rayista directamente, la del joven que se engancha a la fiebre rayista; y del veterano de la grada, que llevaba con el veneno de la franjirroja hacía ya mucho.

Meji se nos fue el Día de los Inocentes. El Meji, habitante del Fondo desde hace muchos años, era conocido por todos. Era uno de los clásicos de la grada. Miembro del grupo desde sus primeros pasos,un tío de los queridos de verdad. Su pérdida nos dejó a todos helados, por lo inesperado y porque hacía apenas 15 días había estado viendo a su Rayo como toda su vida. Ese triste lunes de los Inocentes nos congregamos para darle despedida cuando nos enteramos de la noticia. Y muchos le acompañaron el día siguiente cuando se le dio su último adiós, con su republicana, bandera del grupo y bufanda del Rayo. El Meji no se podía ir de otra forma.

Para el partido contra el Atleti de esa semana se le dio un merecidísimo homenaje. La familia rayista es pequeña, por eso es importante cuidar hasta el último detalle. Somos diferentes, y en las buenas y en las malas tenemos que estar unidos . Se le despidió en la que fue su casa durante tantos años. Primero en la sede, donde nos reunimos  sus amigos, vecinos y mucha gente para rendirle un modesto homenaje. Un espacio lleno de gente, que emocionado y en silencio fue escuchando las palabras de despedida de los que tantas jornadas compartieron con él.

Con el corazón en un puño nos fuimos para el estadio, donde el minuto de silencio en su honor inundó el estadio, hasta que fue interrumpido por un “Meji, Meji” que resonó en toda la Albufera. Una pancarta en su memoria coronó el fondo y en el descanso, Cobeño, en representación de la plantilla acercó un ramo al lugar habitual en la grada que nuestro Meji ocupaba con su cuadrilla.

QueDiosTeCojaConfesado
QueDiosTeCojaConfesado

Fue un partido frio, por el tiempo y por las circunstancias. Más que nadie, lamentamos que no hubiésemos podido dar el último adiós a nuestro Meji entre cánticos, banderas y coros, como él hubiese merecido. Pero como todos los grandes, él nunca terminará de irse y el Fondo siempre tendrá un sitio para él.
QueDiosTeCojaConfesado

ăn dặm kiểu NhậtResponsive WordPress Themenhà cấp 4 nông thônthời trang trẻ emgiày cao gótshop giày nữdownload wordpress pluginsmẫu biệt thự đẹpepichouseáo sơ mi nữhouse beautiful