shopping-bag 0
Productos : 0
Subtotal : 0.00
Carrito Finalizar compra

Single Blog Title

This is a single blog caption

Fiestas de la Karmela 2017

Pocos días tiene el año más especiales para los vallekanos y vallekanas que las fiestas de La Karmela. Pocos días más especiales para Bukaneros que la Batalla Naval. Su himno nos dio nombre y su agua nos bautizó, por eso cada año, cuando la temporada acaba, nuestros ojos están ya puestos en esos 4 días en los que Vallekas demuestra por qué no es fiera para domar.

Con el trabajo y la ilusión de todos los años llegábamos al jueves 13 de Julio, día en el que todo el trabajo de los meses previos se iba a materializar, y nuestras fiestas, las del barrio y para el barrio, daban comienzo con un chupinazo y un pasacalles desde la Junta hasta el recinto, cargado de reivindicación, y es que este año iba a ser el año en el que las mujeres vallekanas diesen otro paso al frente, para liderar esta vez unas fiestas que clamaba “Contra el Patriarcado y el Capital, Vallekas a luchar”. Abrian así con el pregón que fue el acto previo a la primera noche de conciertos.

El viernes llegaba cargado de actos para todos los públicos, desde los más pequeños, hasta los más mayores, pero para nosotros había un motivo más que importante para estar centrados en la grada de nuestro estadio, y es que en el entrenamiento del viernes, el primero abierto de la nueva temporada, íbamos a presentar nuestro aniversario de forma pública. Un evento que tiene su propia entrada en nuestra web, y que os invitamos a visitar, pero que sirvió para aglutinar a cientos de personas que, una vez acabado, se iban a dar cita en el recinto ferial para comentar lo vivido y lo que quedaba por vivir. Mientras tanto, cantautores de la talla de Salvador Amor y Luis Pastor lanzaban a la noche vallekana sus canciones de vida y lucha, lo único que conocemos en este barrio. Íbamos a cerrar la noche con un concierto de versiones que hizo moverse hasta a la última de las personas que abarrotaba el recinto ferial a la hora en que todo acababa. Nada que los garitos del barrio no pudiese solucionar.

DE8YYnkXcAAYS7D.jpg large

Y así llegaba el sábado, un día largo y duro, que comenzaba con el ya tradicional torneo “Hijos del Caballo Blanco” en memoria a nuestro compañero Carlos Palomino, en el año en el que se cumple una década de su asesinato. Un torneo que sigue adelante año tras año y que se ha convertido en un referente para el grupo dentro de las fiestas. Durante el día, otra vez, actividades para todos los públicos, pero muchos y muchas decidieron juntar fuerzas para la noche que se venía encima, y es que Yo no las Conozco, H. Kanino, Kaos Urbano y Núcleo Terco iban a estallar el recinto ferial y los tímpanos de toda la gente allí congregada, que no abandonó el recinto hasta que Kachafayah no se lo permitió tras casi dos horas de reggae y dancehall que hacían de Vallekas un barrio más de Kingston.

Poco se puede decir a estas alturas del domingo. El día por el que Vallekas parece ponerse en el mapa de Madrid. El día en el que los vagones del metro a nuestro barrio vienen llenos. El día en el que miles, y cada año más, de personas desembarcan en el Puente de Vallekas. Un día, un Puente y un Puerto que, pase lo que pase, pertenece y pertenecerá a los vallekanos y vallekanas.

Un día que comenzaba con un rondacañas por el barrio y algunos de los lugares donde a día de hoy se construye y se defiende el Vallekas que todos y todas conocemos, el Vallekas rebelde y para todas. Rondacañas que acababa en nuestra casa, donde una paella gigante esperaba a quien quisiese venir, y donde nos dimos cita varias generaciones de vallekanos y vallekanas calentando motores y viendo como cada año la batalla comienza antes, y cada vez más lejos del Bulevar. Una Batalla que, este año, el del XXV Aniversario de nuestro grupo, no podía ser una más, y por eso contábamos con nuestro propio barco, que junto al de la Cofradía, iba en cabecera de la Batalla, abriendo camino a quienes habían acudido a hondear y mojar sus franjirrojas. Un barco capitaneado por varias generaciones de Bukaneros, y que ayudó a dar colorido franjirrojo a la Batalla. Recuerda: esto es Vallekas, aquí juega el Rayo, y otras camisetas, sobran. Un barrio, una batalla y un equipo. Así vivía nuestro grupo la tarde del domingo, que cerramos todos juntos en el recinto ferial, disfrutando de los últimos conciertos de La Karmela, que llegaba a su fin otro año más, con los últimos acordes del concierto de La Vallekana Sound System un rato después de que los fuegos artificiales iluminasen el cielo de nuestro barrio.

Otra Kamela, otra Batalla, y otro año. Pero no un año cualquiera. El año de nuestro XXV Aniversario. No ha hecho nada más que comenzar…

ăn dặm kiểu NhậtResponsive WordPress Themenhà cấp 4 nông thônthời trang trẻ emgiày cao gótshop giày nữdownload wordpress pluginsmẫu biệt thự đẹpepichouseáo sơ mi nữhouse beautiful