shopping-bag 0
Productos : 0
Subtotal : 0.00
Carrito Finalizar compra

Single Blog Title

This is a single blog caption

R. Sociedad 4-0 Rayo, La Grada

Domingo, 21.30h, televisado, nuestro club negándose a pedir el cambio de horario, tropecientos kilómetros, más de 200 sanciones, con menos dinero que el que se está duchando… Sobraban los obstáculos, tanto como las ganas de superarlos. Presentes en Anoeta junto a muchos rayistas, algunos llegados de otros puntos de la península, muestra inequívoca de que el rayismo se está extendiendo más allá del barrio, más allá de Madrid. Y si esto sucede no es porque el club se llame RVM ni por coletillas absurdas, es por el carácter, la idiosincrasia que siempre ha tenido nuestra entidad y que hace que uno pueda ser rayista pese a nacer a centenares de kilómetros de Vallekas.

Es ese carácter el que hace que todos, absolutamente todos los rayistas presentes, sin necesidad de decir nada y por deseo propio, secundaran la protesta de no animar durante los primeros quince minutos, sumándonos a la protesta de la Peña Mujika contra el último atropello de una ley del deporte infame: 39 multas en el viaje a Getafe de 10.000 euros cada una. Y allí estábamos, después de superar tantos obstáculos, viendo a nuestro equipo y sin animarle, mostrando las pancartas de Sancionados y Libertad para los ultras. Conociendo la represión desgraciadamente tan bien como la conocemos, es lo mínimo que podríamos hacer. Y nos sentimos orgullosos de que tantas y tanas Jornadas y campañas contra la ley del deporte hayan ayudado, al menos, a concienciar a nuestra propia afición, que incluso pedía respeto al resto de seguidores realistas para que secundaran el silencio de una Peña Mujika que mantuvo la grada vacía y con pancartas de protesta todo el encuentro.

Cuando arrancamos a cantar, con varios cánticos contra la represión, nuestro equipo ya llevaba el resultado en contra y muchos minutos haciendo el ridículo. Quedaba mucha segunda parte cuando el marcador ya reflejaba un humillante 4-0 en contra. Podíamos entonces ser como la mayoría de aficiones y abandonar o silbar a los nuestros cuando llegan las malas, pero estaríamos traicionándonos a nosotros mismos. No seríamos nosotros, los que hemos animado a los nuestros con goleadas en casa en Segunda B, y sucedió que un puñado de rayistas cantaron más que todo un estadio que veía a su equipo golear. Son esos minutos, cantando con los tuyos hasta quedar afónicos, por los que merece la pena esta vida ultra. Tras ese espectáculo, y esfuerzo, la despedida de los jugadores nos supo a poco, ¿tanto cuesta recorrer veinte metros para abrazar o dar la mano a los que se han dejado la vida por animarte pese al bochorno de partido? Al menos, el cuerpo técnico pidió perdón por la imagen ofrecida y sabemos que los jugadores agradecieron el esfuerzo, la prueba es la declaración de Michu tras la goleada el partido siguiente ante Osasuna: «Como dicen en la canción, esta afición anima en las buenas y anima en las malas. A lo mejor me acuerdo un poco más de los que estuvieron en Anoeta, con 4-0 me tocó ver los últimos minutos desde el banquillo y estaban animando y cantando a pesar del mal partido que hicimos. Va por ellos un poquito más en especial, que se desplazan en estos tiempos que corren y que se merecen disfrutar de su equipo un año más en Primera«.



ăn dặm kiểu NhậtResponsive WordPress Themenhà cấp 4 nông thônthời trang trẻ emgiày cao gótshop giày nữdownload wordpress pluginsmẫu biệt thự đẹpepichouseáo sơ mi nữhouse beautiful


bts merchandisebts shopbts sweatshirtbts clothesarmy bombbts official army bombbangtan bombbts army bomb ver 4bts army bomb ver 3bts army bomb