shopping-bag 0
Productos : 0
Subtotal : 0.00
Carrito Finalizar compra

Single Blog Title

This is a single blog caption

Rayo 0-1 Córdoba, La Grada

Estas son paradojas que se encuentra el rayista en su estadio al entrar, cacheado, mirado y remirado, podría decirse que hasta auscultado, mientras en el campo de juego se guarda un minuto de silencio por los asesinatos de París y por ende por la libertad de expresión. Así son tratados los socios y abonados del club como si de Guantánamo se tratase.

Así fue el partido de la infamia, el día más triste en el Fondo, el día en el que desde el club, siempre displicentes con el amo, permitieron que los suyos fuesen tratados como ganado. Porque Martín Presa, poseído por el espíritu de José Luís López Vázquez y enamorado de la arrolladora personalidad de Tebas, se declaró «un admirador, un amigo, un esclavo, un siervo«.

Ya no es solo que nos prohibiesen la entrada de todo del material de animación, nuestra pancarta o los banderones, o que a ojos de la paranoia viesen el peligro de un bombo o un megáfono. Es que los miembros de seguridad presentes en la puerta del fondo no sólo se dedicaron a impedir la entrada de los elementos de animación sino también a revisar las bufandas y ropas de muchos de los que cruzaban la puerta de su estadio buscando material del grupo o peligrosos lemas antifascistas. Días como los del lunes nos llegamos a preguntar hasta dónde llega la indefensión del rayista.

Un jodido lunes, de la más jodida liga de las estrellas, se ponía de manifiesto el deseo de Javier Tebas, siempre con la connivencia de nuestro club.

Bukaneros, en previsión de estas medidas represoras, ya había estado colgando pancartas por la Avenida de la Albufera y el resto del barrio, y repartiendo 10.000 folletos para el rayismo, informando de nuestro plante en la animación. Además, durante la semana ya habíamos informado que el club y la LFP con sus medidas nos impedían hacer lo que llevamos haciendo más de 20 años.

A estas medidas comunicadas con anterioridad, en la tarde del lunes sumamos la confusión creada desde el club, desde el que nos llegaron informaciones contradictorias, en las que en principio nos permitían pasar los elementos de animación. Ante este cambio de actitud se decidió animar desde el minuto 24. Pero estas afirmaciones parecieron perder peso a la hora de cruzar los tornos puesto que de forma aleatoria se produjeron los comportamientos arriba reseñados.

Con este prólogo comenzó el partido más frío de los últimos tiempos en Vallekas. Un estadio que acogió una razonable buena entrada, gracias a las promociones, y con una nutrida y muy animosa legión de seguidores cordobesistas.

El terreno de juego se contagió del frío de la grada y el partido y los jugadores parecieron notar que el ambiente de la Bukaneros Big Band (by Luquero) no iba a estar presente. El frío del cemento llegó al césped y el partido sucumbió.

Y al catálogo de desgracias se sumaron un gol anulado a Bueno en posición legal en el primer tiempo y posteriormente un gol en propia meta de Abdoulaye Ba en una contra del Córdoba, aprovechando los espacios de nuestra zaga. El guión en nuestro campo se volvía a repetir, dominio y posesión que no se ven recompensados de un mejor marcador.

El silencio se hacía cada vez más presente y los cánticos de los cordobesistas hacían más daño en la herida del rayismo, y con su eco en todo el campo se hacía más incomprensible y surrealista aún las medidas anti animación que convertían nuestro feudo en un monasterio de cartujos.

La segunda parte siguió el guión y se fue en dos oportunidades de Quini y Bueno, en un final tan triste como su principio.

Lo único que se saca de un día como el del lunes es la impresión de agradecimiento infinito a la hinchada del Rayo. Si antes del partido mostraron su apoyo y comprensión a la postura de Bukaneros, durante el encuentro respetaron y secundaron en su mayor parte la huelga de animación, mostrando una madurez y solidaridad que ya quisieran para ellas otras aficiones. Las buscadas imágenes de división en la grada que vayan a buscarlas a otros campos. El silencio sepulcral tan sólo fue roto por la eterna y clásica reivindicación de que no nos traten como delincuentes.

Si las vallas de nuestra grada quedaron desnudas a nuestro pesar, más lo quedaron las intenciones de otros.

Esperamos y deseamos que las crónicas de los siguientes partidos versen más sobre el calor de la grada y de lo acontecido en el campo que sobre ignominias y represión. Nosotros estamos aquí para animar, porque somos los ultras de la Agrupación.



ăn dặm kiểu NhậtResponsive WordPress Themenhà cấp 4 nông thônthời trang trẻ emgiày cao gótshop giày nữdownload wordpress pluginsmẫu biệt thự đẹpepichouseáo sơ mi nữhouse beautiful


bts merchandisebts shopbts sweatshirtbts clothesarmy bombbts official army bombbangtan bombbts army bomb ver 4bts army bomb ver 3bts army bomb