shopping-bag 0
Productos : 0
Subtotal : 0.00
Carrito Finalizar compra

Single Blog Title

This is a single blog caption

Valencia 1-0 Rayo, La Grada

Subir al autobús, montar en el coche, volar en avión o ir a pie. Daba igual el medio, solo importaba el destino. Cuando tu grupo ha estado en la última década en prácticamente todos los estadios en los que ha jugado tu equipo, especialmente en aquellos donde no es bienvenido, uno se siente impotente cuando las multas y la represión le arrebatan una de las mejores costumbres de esta vida ultra.

Tras el viaje a Zaragoza a finales de la temporada pasada, volvíamos a poner rumbo a uno de esos lugares que deseábamos volver a pisar. Porque ya estuvimos varias veces en Valencia, pero en esta ocasión sentiríamos el orgullo de colgar la pancarta en un estadio mítico como Mestalla. 

¿Y por qué con más de 200 multas y toda la represión decidimos volver a desplazarnos a las plazas que siempre nos han gustado? Pues porque hay una multitud de gente joven que ha llegado pisando muy fuerte, porque los que estaban siguen con las mismas ganas que el primer día y, ¡qué cojones! Porque no hay multas suficientes que nos puedan parar. Todo ello, unido al esfuerzo del grupo por financiar el viaje a los socios, hizo posible que pudiéramos superarnos de nuevo con un desplazamiento de 120 miembros, toda una hazaña para un grupo pequeño como el nuestro, en el peor momento de represión de estos 21 años y, para colmo, con el equipo colista.

Los Torpedos volvían a las andadas y, para celebrarlo, pancarta a la salida del equipo que consiguió colar nuestro Komando Tifo, volviendo a hacer algo especial pese a estar lejos de Vallekas.

Mestalla, para el visitante, es un lujo por ofrecer entradas muy asequibles, hasta el punto de ponerse en contacto durante la semana previa directamente con la Plataforma ADRV para enviar o reservar entradas. Hasta en los otros clubes conocen ya el ninguneo al que Martín Presa somete a los rayistas, negándose a facilitar la venta de entradas en Vallekas y obligando a los seguidores a buscarse la vida para poder arropar al equipo lejos del barrio. El enésimo ridículo.

Es un lujo porque al menos esta vez, y suele ser norma allí, la policía no te trata como un saco de mierda, sino que te deja moverte y beber con libertad para aparecer solo si hay algún altercado. Y no lo hubo. Que tomen nota en Vallekas y en el resto de estadios, donde ellos suelen ser los causantes de la mayoría de incidentes.

El lujo empieza a dejar de serlo cuando, tras una interminable subida de escaleras, te sitúan en lo más alto de Mestalla, donde es difícil distinguir a tus jugadores, mucho más hacer que escuchen tus cánticos. Pese a ello, el más de medio millar de rayistas se dejó la voz durante los 90 minutos, haciéndonos notar en algunos momentos en el resto de un estadio que ahora tiene un ambiente más acorde a la historia y el pedigrí del Valencia.

De Valencia hay quien se trajo la entrada de recuerdo, una afonía, una resaca… Pero todos una bufanda, no como las de siempre, se trata de una bufanda especial, con la pancarta de viajes, y exclusiva para todos los que no fallaron en una cita importante para el grupo. Estrenamos la bufanda de viajes, que solo se podrá comprar en los desplazamientos, y también un estandarte de esos que nunca gusta hacer, pero obligado cuando uno de La Familia necesita sentir los ánimos del resto.

Tras superar una sanción de un año, y cuando ya disfrutaba de nuevo de su grada y su equipo, en los días previos al viaje volvía a recibir una nueva prohibición de dos años. Ahora parecen eternos, pero no dudes hermano que volverás a superarlo y a estar con los tuyos en tu Fondo, como todos a los que la represión os tiene lejos de vuestra grada.

También lejos está nuestro hermano Fausto, que continúa en las mazmorras del estado acusado de algo que no hizo. Como de no haber estado privado de libertad hubiera sido el primero en estar detrás de la pancarta en Valencia, quisimos que al menos estuviera presente su bandera.

Y es que pese a la derrota, no dejaron de verse banderas, bufandas, palmeos… Y coreografías, dando en la grada el espectáculo que nuestro equipo no nos ofrecía en el césped.

Somos un equipo humilde, el único de barrio de todo el fútbol profesional, con una afición poco numerosa que apenas llega a 8.000 abonados, castigada como ninguna por sus propios dirigentes, por todo ello tiene aún más mérito movilizar esa cantidad de gente lejos del barrio, quizá también por ello todo se disfruta más.



ăn dặm kiểu NhậtResponsive WordPress Themenhà cấp 4 nông thônthời trang trẻ emgiày cao gótshop giày nữdownload wordpress pluginsmẫu biệt thự đẹpepichouseáo sơ mi nữhouse beautiful


bts merchandisebts shopbts sweatshirtbts clothesarmy bombbts official army bombbangtan bombbts army bomb ver 4bts army bomb ver 3bts army bomb