shopping-bag 0
Productos : 0
Subtotal : 0.00
Carrito Finalizar compra

Single Blog Title

This is a single blog caption

Rayo-Eibar, los Simpson protestaron contra los horarios

De los creadores de ‘Epi y Blas’ o ‘El entierro del fútbol’, llega la nueva creación… ‘Los Simpsons contra los horarios‘.

Sí, era difícil superarse. Son muchos años realizando acciones y protestas contra los horarios, los mafiosos y los males de este fútbol negocio. Aquellos años de Segunda en los que ya se dejaba el Fondo vacío con las imágenes de cámaras de televisión invitando a que, si el fútbol es de las televisiones, que animen ellas. Qué poco ha cambiado desde entonces… Para mal, el fútbol sigue en manos de mafiosos y cada vez más podrido. Para bien, los seguidores cada vez son más conscientes y los gritos pidiendo cambios cada vez son más altos y fuertes. Y entre todo eso, un grupo como el nuestro que no solo ha continuado firme en las reivindicaciones, sino que se ha dejado el alma para inventar siempre algo nuevo, diferente, que tenga la máxima repercusión posible y con el sello inconfundible de Bukaneros. Y esta vez, se ha puesto el listón muy alto.

Porque esto es una protesta completa, con todo lo que implica eso, que comienza redactando un comunicado de protesta por la celebración en lunes del Rayo-Eibar y contactando con todas las peñas de ambos equipos para firmarlo. Tenemos claro que esto solo lo podemos cambiar con la concienciación de todos los seguidores y la unión en estos asuntos que nos perjudican a todos, independientemente de los colores o la forma que tenga de ver el fútbol cada uno.

Como ya sucedió con el comunicado firmado junto a las peñas de la Real Sociedad, todos los medios de comunicación se hicieron eco del mismo, poniendo el foco de nuevo en un Javier Tebas cada vez más señalado.

No quedó ahí el trabajo previo al partido. Ese mismo día un conocido personaje se coló para decorar el estadio. Bart Simpson sería el protagonista de dos murales inspirados en dos reconocibles momentos de los dibujos animados más conocidos en todo el mundo. Y es este precisamente el gran éxito de una protesta cuya temática era aún desconocida y que ya comenzaba a vislumbrarse.

Probablemente no hay un rincón de este planeta en el que no se reconozca. Desde que se estrenara a finales de 1989, The Simpsons ha pasado a ser la serie de animación más conocida en todos los rincones, con unos personajes que ya forman parte de la vida pública de la sociedad de numerosos países. Con un comienzo de cada capítulo en el que se repite una entrada que termina con toda la familia sentada en el sofá viendo la televisión, no había nada mejor que sirviera como la gran metáfora de lo que quieren conseguir los mafiosos en nuestro fútbol: que los estadios estén vacíos y los sofás llenos para ver el fútbol en televisión. Idea perfecta. Tocaba llevarla a cabo.

La desvergüenza, el humor, la ironía, la imaginación. Es algo de lo que este grupo ya ha demostrado estar sobrado, sobre todo, si se trata de darle al coco para dejar en evidencia a la LFP y esos miserables que llenan sus bolsillos a costa de arruinar nuestro deporte. ¿Por qué limitarnos a una pancarta o incluso un tifo? ¿Por qué no trabajarnos una protesta completa de 24 minutos en la que no falte de nada y que pueda dar la vuelta al mundo? Dicho y hecho. Tanto lo de dar la vuelta al mundo como lo de que no falte de nada.

No faltó la pancarta de cabecera, abriendo nuestro particular episodio contra el fútbol moderno. Tampoco el salón de casa, incluído el sofá confeccionado de forma manual, como todos los elementos de la protesta, y un cuadro que cambió el clásico barco de la serie por el sello de un Komando Tifo que esta vez se coronó.

Si el partido era en lunes porque Javier Tebas quiere beneficiar al operador televisivo que carece de canales suficientes, no podía faltar la televisión. No una cualquiera, sino la misma de la serie, con su antena y botones, pero Created by Bukaneros.

Y con todo el escenario preparado, solo faltaban los actores principales para que comenzara la función. Homer, Marge con Maggie en brazos, Bart y Lisa aparecían por el Fondo para convertirse desde ese mismo instante en los auténticos protagonistas del partido, no solo para todos los asistentes e incluso para los propios jugadores, sino también para una retransmisión televisiva que contó en directo lo que desde ese momento comenzaba a ocurrir en esa parte de la grada.

Porque Los Simpsons bukaneros, con sus trajes confeccionados a mano para dar aún más mérito a la coreografía, no se limitaron a sentarse y ver plácidamente el partido desde su sofá, sino que fueron testigos de 24 minutos en los que muchos personajes de la serie fueron apareciendo para dar sus puntos de vista sobre los diferentes aspectos que perjudica este fútbol.

Comenzaba Kent Brockman, famoso periodista y presentador de informativos en la serie, informando de la noticia que en ese momento se estaba gestando no en Springfield, sino en Vallekanfield: «Última hora desde Vallekanfield: nueva protesta contra el fútbol negocio«. Un claro guiño a la importancia de los medios de comunicación en esta lucha y de hacernos eco en los mismos, unos medios cada vez más críticos con toda la basura que hay bajo la alfombra de la LFP y que también les perjudica a ellos.

Esta sería la primera de numerosas pancartas que contenían no solo una frase reconocible del personaje adaptada a la situación, sino el propio personaje elevado aún más sobre la pancarta para poder ser visible en una grada limitada en todos los sentidos.

El primero en abrir el fuego sería Montgomery Burns, dueño de la central de Springfield y uno de los seres más ricos y despreciables de la serie. Él encarnaría la opulencia de los mafiosos a los que poco importa nuestro deporte y solo se enriquecen con un sistema basado en las televisiones y que hace tiempo que está explotando. Su frase, lapidaria: «Más derechos televisivos, más dinero para los bolsillos. Excelente

La LFP, como la UEFA y prácticamente todos los organismos que rigen nuestro fútbol, son una auténcia mafia, por lo que nada mejor que Fat Tony para sacar los colores a Javier Tebas y compañía. El capo de la mafia italiana alucina con el nivel de competencia que encuentra en el organismo que dirige el fútbol español: «¡Mamma mía! En la familia LFP hay auténticos mafiosos«.

Y para acabar con este primer bloque de pancartas en torno a la temática del dinero y los mafiosos no podía faltar una de las grandes citas de Homer, aunque cambiando su final del dinosaurio: «Tendrán todo el dinero del mundo, pero hay algo que jamás podrán comprar… Nuestra pasión«.

Era el turno de los niños, esos que Tebas se pasa por el forro y no le importa si pueden ir al estadio o no. Un Javier Tebas que es ‘especial’, tanto como Ralph Wiggum: «Me gusta el fútbol los lunes… ¡Soy especial!«.

Una de las frases más célebres, pronunciada por Bart, serviría para reivindicar otro modelo de fútbol muy diferente ald e ahora y que ha existido siempre, por mucho que ahora nos vendan la moto de que sin las televisiones esto sería una hecatombe: «Fútbol moderno… ¡Multiplícate por cero!«.

Este tramo de pancartas dedicadas a los más pequeños solo podía cerralo la mítica frase de Helen Lovejoy, la mujer del Reverendo: «¿Pero es que nadie va a pensar en los niños?» No, a dirigentes y presidentes les da igual que un padre o una madre ya no puedan acudir con su hijo al estadio.

Y los niños, mientras tanto, a lo suyo. Porque mientras se sucedía una pancarta tras otra en la grada Los Simpsons estaban a lo suyo, metidos a la perfección en su papel, recibiendo más atención que los propios jugadores.

Siempre hemos insistido en que esto no es cosa solo de nosotros, que el fútbol negocio afecta a todos por igual, aún más a todas aquellas aficiones que quieren desplazarse a animar a su equipo y no pueden. La del Eibar es una de ellas, siguiendo a su equipo por todos los estadios. Lo que debería haber sido una gran fiesta del fútbol, con dos aficiones que se reencontraban por fin en Primera tras verse en todas las categorías e incluso en aquel inolvidable playoff de ascenso en Segunda B, pasó a ser el ejemplo más claro del daño que hacen estos horarios. Por ello queríamos denunciar esa situación en la que muchas veces nos hemos visto con una pancarta trasladada a la zona visitante y en la que se ven reflejadas la mayoría de aficiones.

Otto, conductor del autobús escolar en la serie, sería el encargado de denunciar que con estos horarios, con partidos los viernes y los lunes, con un calendario que no se conoce desde principio de temporada, «…no llenamos un bus, troncos«.

Después de esto, aún hay quien nos sigue vendiendo esta Liga como la mejor del mundo, la auténtica panacea. Es normal que vengan Kang y Kodos de otro planeta para decirnos que hasta los extraterrestres se descojonan de la basura de competición que tenemos: «¿Y esta es la mejor Liga del planeta? Jajajajajajaja«.

Se aproximaba el minuto 24, algo comenzaba a gestarse de nuevo en el Fondo de Vallekas. La gente se acercaba, comenzaba a repartirse el material de grada, a iniciarse la cuenta atrás. Algo estaba a punto de suceder y Kent Brockman aparecía de nuevo para informar de ello y cerrar de forma redonda la protesta: «¡Última hora! Una avalancha de la afición nos obliga a cortar la emisión«.

Un Homer furioso perdía la paciencia con la televisión. Quería disfrutar del fútbol como siempre, en el estadio, de pie, animando, y corrió a por la televisión para destruirla y dejar claro que todavía somos muchos los que lucharemos por mantener los valores que han hecho grande a este deporte.

Mientras la tele volaba literalmente por los aires, una multitud llena de rabia corría en estampida para llenar el Fondo. Acababan de asistir, como todos, a una protesta que comenzaba a correr como la pólvora hasta llegar a los medios más importantes de Inglaterra, Brasil o Argentina.

Mientras un Fondo a reventar se engullía a los ya famosos Simpsons y se dedicaban los primeros cánticos a dar continuidad a la protesta, la sala de producciones audiovisuales bukanera ya funcionaba a toda marcha para tener cuanto antes un making off a la altura de esta coreografía.

Enorme el esfuerzo antes, durante y después del partido, continuando el trabajo de difusión con un vídeo grabado y montado de forma elaborada y cuidadosa, tratando todos los planos, huyendo como siempre de los vídeos habituales en nuestro panorama y dejando este pedazo montaje para el recuerdo de siempre:

Quizá no consigamos dejar de jugar en lunes y viernes, aunque lejos quedan ya aquellos años en los que siempre nos tocaba. Desde que las proptestas han ido teniendo cada vez más notoriedad, un equipo ‘carne de lunes’ como el nuestro ha sido más respetado en ese sentido. Nos ganaremos aún más odio de Javier Tebas y de todos los que nos ven como un grano en el culo de este fútbol negocio, muy pequeño pero muy molesto. quizá todo esto sea aún más perjudicial para un grupo suficientemente ya reprimido. Pero al menos siempre nos quedará el honor de poder decir con orgullo que nosotros no nos quedamos de brazos cruzados, que nos dejamos el alma en luchar por un fútbol popular.

AYER. HOY Y SIEMPRE, ¡NO AL FÚTBOL NEGOCIO!



ăn dặm kiểu NhậtResponsive WordPress Themenhà cấp 4 nông thônthời trang trẻ emgiày cao gótshop giày nữdownload wordpress pluginsmẫu biệt thự đẹpepichouseáo sơ mi nữhouse beautiful


bts merchandisebts shopbts sweatshirtbts clothesarmy bombbts official army bombbangtan bombbts army bomb ver 4bts army bomb ver 3bts army bomb